Columna Mientras tanto

Análisis de la estrategia comunicacional de Donald Trump

Cada tiut escrito por Donald Trump es compartido en cuestión de segundos por miles de personas. El mensaje más retuiteado, el campeón de todos los tuits en términos de reproducción, lo escribió el 12 de noviembre de 2017, y hacía referencia al presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un.

 

Este 20 de enero se cumple exactamente un año desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca. Una buena ocasión para hacer un balance del uso que hizo de una de sus armas predilectas de comunicación: la red social Twitter. Antes de analizar algunos datos en profundidad, cabe admitir que Trump cumplió al pie de la letra con su promesa preelectoral cuando dijo que continuaría recurriendo a Twitter, caso de resultar triunfante en las elecciones de noviembre de 2016. ¿Cómo se expresó en la red, cuáles fueron sus temas predilectos, y con qué frecuencia se dirigió a su audiencia?
Para un estudio pormenorizado recurrimos al sitio de internet ProPublica, una agencia de noticias independiente sin fines de lucro establecida en Nueva York con diez años en el mercado. Desde allí, es posible “aspirar” el archivo íntegro de los tweets enviados por Donald Trump desde el 20 de enero de 2017, incluyendo el horario en que fueron subidos, los textos completos y la cantidad de retuits y de “me gustan”.

Al momento de redactar esta nota, Donald Trump tenía escrito durante casi un año unos 2215 tuits. Es decir, una media de seis mensajes diarios, sin considerar los mensajes que el presidente suprimió de la red tras su publicación, y que ProPublica también archiva en su sitio. Algunos realmente no tienen desperdicio. Es el caso, por ejemplo, del tiut enviado el 16 de diciembre de 2016, poco después de las elecciones, en el que confunde el término “sin precedentes” con la palabra inexistente en cualquier lengua “inpresidente”

unpresidented
Cada tiut escrito por Donald Trump es compartido en cuestión de segundos por miles de personas. El mensaje más retuiteado, el campeón de todos los tuits en términos de reproducción, lo escribió el 12 de noviembre de 2017, y hacía referencia al presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un. “Porqué Kim Jong-un me trata de viejo, habida cuenta que yo JAMAS lo trataría de pequeño y gordo? Yo realmente intento ser su amigo, y quizá algún día lo consiga”. Otro de los tuits mas recordados de Trump remite a su determinación de que México pagará por el muro que pretende construir a lo largo de la frontera común.

Mexico pagara por el muro

Algunos lingüistas como el profesor de ciencias políticas de la Universidad Berry College Peter Lawler, autor también de un libro sobre retórica política, analizaron las palabras que Trump emplea en sus mensajes con mayor frecuencia, llegando a la conclusión de que el multimillonario apela a instintos políticos primarios para captar la atención de sus audiencias. Así, palabras como “grande” con su variedad de significados en inglés, “genial”, “super” o “magnífico”, son términos recurrentes en sus tuits. Del mismo modo las alusiones referidas a los medios, Corea del Norte, Rusia o las noticias falsas (“fake news) entre otros, como lo demuestra el siguiente gráfico.

Palabras preferidas de Trump en sus tuits
Las palabras más usadas por Donald Trump en Twitter.

Finalmente, las estadísticas también demuestran que Donald Trump prefiere lanzar sus cataratas de tuis en horas de la mañana. Su hora pico ha sido fijado en torno de las ocho de la mañana.
Trump y sus mensajes en Twitter: una “excelente” manera de empezar el día.

✉ COMENTARIOS

1 COMMENTS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Periodista. Autor del libro “JORGE: encuentros con alguien que no quería ser Papa”, biografía del papa Francisco editado en alemán. Nació en Argentina pero vivió la mayor parte de su vida en Alemania, donde trabajó durante muchos años para la Deutsche Welle, entre otros medios importantes de Europa. Trabajó como traductor e integró el departamento de medios de AFA (Asociación de Fútbol Argentino). Amante de la radio y de la cultura europea. Y aunque no le gusta que lo mencionen, obtuvo un Martín Fierro como mejor corresponsal de radio, cubriendo la caída del Muro de Berlín.