Arte

“Avenidas”: un polémico debate en torno a la libertad del arte y la palabra

La decisión de borrar un poema de la fachada de una universidad, que imparte clases en las áreas de trabajo social, salud y educación, causa revuelo en Alemania. ¿Arte patriarcal o puritanismo al límite?

Eugen Gomringer, poeta suizo-boliviano de 93 años, es uno de los cofundadores de la llamada poesía concreta: género que permite flexibilidad en la forma y el lenguaje. La poesía concreta – también conocida como poesía visual – es una forma poética que utiliza espacios en blanco. Gomringer lleva años residiendo en la región alemana de Franconia. Su poema “Avenidas”, escrito en 1951, se ha visto envuelto en polémicas en Alemania y muchos otros países. ¿Qué ocurrió?

De cinco renglones, solo cuatro palabras y una conjunción, “Avenidas” suscitó una controversia política sin precedentes. El conflicto se generó después de que la poesía fuera pintada en una de las paredes laterales de una pequeña escuela de oficios en Berlín. Y en consecuencia, el consejo de estudiantes de la misma, considerara que el texto de “Avenidas” es misógino. El poema reza así:

“Avenidas, avenidas, avenidas y flores; flores, flores y mujeres. Avenidas; avenidas y mujeres. Avenidas y flores, y mujeres, y un admirador”.

Eugen Gomringer

Centenares de artículos y peritajes intentaron esclarecer si “Avenidas” es o no un texto sexista que degrada a la mujer a un mero objetos de admiración masculina, y si repintarlo o apartarlo de la pared en la escuela Alice-Salomon, ubicada junto a la estación del metro berlinés de Hellersdorf, equivaldría a un acto de censura que atentara contra la libertad de expresión artística. Por ocho votos a favor y cuatro en contra, el 23 de enero se decidió eliminar el poema de una de sus fachadas. Es muy posible que la indignación suscitada ante las denuncias de acoso sexual contra mujeres en todo el mundo haya tenido alguna influencia. El hecho de que el poema fuera escrito hace más de seis décadas, en español, y que al menos formalmente no proyecte un contenido explícitamente machista, no hizo cambiar de idea a quienes mayoritariamente votaron en favor de retirarlo.

Oficialmente se explicó que el poema remite de forma “desagradable” al acoso sexual. Se expresa además que cada cinco años, las paredes del instituto educativo deberán exhibir una poesía diferente, que el período transcurrido desde que “Avenidas” fue llevado a la pared ya es de siete años, y que para finales de año corresponderá reemplazarlo por un poema de la poetisa Barbara Köhler. El revuelo fue tal, que ante la amenaza del poeta de llevar su caso ante la justicia por lo que considera un acto de censura injustificable, se resolvió pintar una placa conmemorativa en tres idiomas que, junto a su poema original, recuerde al debate que suscitaron sus cinco palabras. Así y todo, la justificación despertó la ira de intelectuales y escritores, que ven violentada la libertad de expresión, y consideran un triunfo de la ignorancia por sobre el arte. Para la ministra alemana de Cultura Monika Grütters, la decisión de retirar el poema equivale a un “terrorífico acto de barbarie

Para los expertos, la poesía del suizo – boliviano es una obra maestra que en solo cinco palabras resume miles de años de la historia del arte, porque logra sintetizar la admiración que el hombre siente hacia la mujer. En consecuencia, añaden, está ampliamente justificado que “Avenidas” sea citada como caso de estudio en los libros de texto sobre poesía y literatura. Quizá suene a contradicción, pero la mejor suerte que pueda correr Eugen Gomringer es que su poema desaparezca de esa escuela.

✉ COMENTARIOS

1 COMMENTS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Periodista. Autor del libro “JORGE: encuentros con alguien que no quería ser Papa”, biografía del papa Francisco editado en alemán. Nació en Argentina pero vivió la mayor parte de su vida en Alemania, donde trabajó durante muchos años para la Deutsche Welle, entre otros medios importantes de Europa. Trabajó como traductor e integró el departamento de medios de AFA (Asociación de Fútbol Argentino). Amante de la radio y de la cultura europea. Y aunque no le gusta que lo mencionen, obtuvo un Martín Fierro como mejor corresponsal de radio, cubriendo la caída del Muro de Berlín.