Literatura

Canada Reads: usar la televisión para promover la lectura

Tapa de los 5 libros que compiten en el programa “Canada Reads”: “American War”, de Omar el Akkau; “The Boat People”, de Sharon Bala; “Precious Cargo”, de Craig Davidson; “The Marrow Thieves”, de Cherie Dimaline y “Forgiveness”, de Mark Sakamoto.

El lunes 26 de marzo comenzó “Canada Reads 2018“, un original programa de televisión que se emite todos los días durante una semana a todo el país a través de la cadena pública canadiense de radio y televisión. La idea detrás de esta emisión multimedial creada en 2002 y, desde entonces transmitida todos los años por radio y televisión, pero también online, es “que todo un país se vuelque hacia la lectura”. Los cinco panelistas que participan del programa defienden, frente al resto de los panelistas “su” libro (de un autor canadiense), e intentan convencer al público de que “su” autor es el más recomendable. No se conoce ninguna otra experiencia mediática de esta envergadura que invite e incite a toda una nación a involucrarse de manera activa en torno a su literatura nacional. El concurso lleva implícita la noción de que el libro que resulte ganador no será el mejor entre los otros cuatro que fueron seleccionados. La idea, más bien, es que el público participe, opine, debata y discuta a través de alguno de los medios mencionados, y finalmente se decante por un ganador.

Las emisiones de radio llegan a una audiencia estimada en más de 1,7 millones de oyentes, mientras que el rating del programa televisivo, que se retransmite en diferido en horario nocturno, alcanza al millón de televidentes durante su transmisión en vivo. La elección de los panelistas forma parte de un largo proceso que puede extenderse hasta un año. La producción del programa elabora una long list de posibles candidatos. Cada uno es entrevistado para indagar en sus preferencias de lectura y poner a prueba las habilidades como defensores de sus libros. Una vez finalizado el proceso, los productores eligen a los cinco candidatos considerados los mas talentosos para que las discusiones sean lo más diversas y atractivas posibles.

La producción propone una selección de posibles libros que pueda interesar a los panelistas, basándose en las predilecciones de lectura de cada uno y haciendo hincapié en que los libros sean lo más variados y representativos de la escena literaria canadiense contemporánea. Este año fueron seleccionados para el concurso tres novelas y dos libros de memorias. Tres de ellos forman parte del programa de la editorial Penguin Random House Canada. Se trata de “American War”, de Omar el Akkau;The Boat People”, de Sharon Bala y “Precious Cargo”, de Craig Davidson. Los otros dos son “The Marrow Thieves”, de Cherie Dimaline y “Forgiveness”, de Mark Sakamoto.

Los cinco libros finalistas ya figuran en la lista de best sellers de Canadá con ventas más que respetables, según Marc Cote, el responsable de la editorial Cormorant Books que publicó el libro de Cherie Dimaline, y la presidenta de Penguin Random House Canada, Kristin Cochrane. El mayor mérito de “Canada reads” es que el programa crea una comunidad de lectores y disparar una discusión pública en torno a la literatura canadiense, reforzando la conveniencia de leer literatura nacional. Un ejemplo a imitar.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Redacción Notas Libres