Buena vida

Cómo alejar las “malas vibras”

Las enfermedades, discusiones familiares y problemas económicos pueden hacer que nuestro hogar se llene de energías negativas. Debemos tratar de evitar estas energías, especialmente en el hogar, que es el lugar de descanso, nuestro templo, donde se espera encontrar un ambiente tranquilo y agradable. Son energías que interfieren en nuestros aspectos emocionales, espirituales, físicos o mentales, evitando que encontremos la tranquilidad y generando algunas sensaciones como la ansiedad, la angustia, la depresión e incluso la falta de concentración. En los peores momentos de nuestra vida, debemos buscar la energía positiva, cambiar algunas actitudes, incluso dejar a algunas personas atrás y también, por supuesto, renovar la energía de nuestra casa. 

 

Existen varias maneras de evitar o protegerse de todas las malas energías, que aparecen en el día a día para asumir la vida con una actitud más positiva y alejar los momentos de estrés. Acá te dejo unas sugerencias para que te cuides y trate siempre de atraer lo positivo.

  • Alejar los miedos: En ocasiones, las energías negativas son creadas por miedos, inseguridades o pensamientos negativos, entre otros, que solo podemos controlar asumiéndolos. Es muy importante identificar el origen de esos miedos y tratar de afrontarlos para sentir libertad y seguridad.
  • Baños de hierbas: Estos baños se pueden hacer a diario, mezclando varios tipos de hierbas como la ruda, romero, laurel y lavanda. Te limpiaran de malas energías, brindando descanso, armonía y tranquilidad.
  • Cargar un diente de ajo: Este ingrediente está considerado como un amuleto que repele con seguridad las malas energías y las envidias, entre otros. Se recomienda llevar un diente de ajo dentro de un paño o tela ya sea en el bolso o la billetera. También ponerlo uno abajo de la alfombra de entrada de la casa ayudara mucho.
  • Inciensos y buenos olores: Perfumar tu casa con un agradable aroma a incienso, permite elevar la energía y calmar el ambiente. Tienes una variedad enorme de olores para elegir en lo que a incienso se refiere, pero también en velas aromáticas y ambientadores naturales que harán que tu casa se sienta mucho más agradable y acogedora. Abrir todas las ventanas de tu casa, caminar por ella con un el incienso que hayas elegido y pasearte por todas las habitaciones mentalizando pensamientos positivos de paz y armonía.
  • Sal:  Se recomienda que pongas en cada rincón de las diferentes habitaciones de la casa un pocillo con unas pizcas de sal. La sal va a absorber las malas energías. 48 horas después de ponerla, solo tienes que quitarla de las esquinas y tirarla a la basura. 
  • Limpiar frecuentemente: La acumulación de polvo, suciedad o basura, entre otras impurezas, puede crear un ambiente pesado, que se puede verse reflejado en las emociones de la familia. Es muy importante limpiar frecuentemente todas las áreas del hogar y procurar renovar los espacios para darle un aire diferente a la casa. 
  • Llevar una rama de ruda: Se dice que la rama de ruda tiene la capacidad de alejar todo tipo de energía negativa, bien sea de un mal momento o provocada por una persona. Lo ideal es tener siempre a mano algunas ramas de esta planta o poner algunas hojas en el lugar de trabajo.
  • Mente positiva: Aunque quizá no lo pongas en práctica muy a menudo, una mentalidad positiva es la mejor forma de alejar las malas vibras y tener una buena salud emocional. Aprender a controlar los malos momentos y tratar de sacar el lado amable puede ser la clave principal para superarlos y alejar las energías negativas.

 

Los Amuletos más usados:

 

  • Agua con sal: La mezcla de estos dos ingredientes es ideal para limpiar los espacios del hogar y cambiar el ambiente negativo.
  • Cuarzo: tener un cuarzo colorido al interior de la casa que refleje la luz del sol será ideal para brindar armonía.  La mayoría de los cuarzos cristalinos están formados de agua, metales y minerales preciosos, los que generan energías positivas que se funden con el aura de las personas que allí habitan. 
  • Elefante: atrae buena suerte, larga vida, sabiduría y aleja envidias. Enseña a ser resistente ante la adversidad y a tener paciencia. El elefante debe tener la trompa hacía arriba, con ello traerá dinero y abundancia al hogar.
  • Herradura: en muchas culturas la herradura era utilizada para ahuyentar las malas vibras de las viviendas, ya que absorbe las energías positivas y, además, desvía o neutraliza las negativas. Su forma de media luna creciente es símbolo de fertilidad y buena suerte y el metal del cual están forjadas -el hierro- se vincula con el poder y la fuerza. Una vez que la tengas, debe colgarse detrás de la puerta con las puntas hacia abajo y debe llevar agujeros para siete clavos, que simbolizan el número de la suerte.
  • Pirámide: es un catalizador importante de las energías del cosmos, pues la transportan en su interior y la mantienen. Dentro de ellas se genera una concentración y circulación de energí a que comienza en cada uno de los cinco vértices. Tener una figura en casa permite calmar el ánimo y estabilizar el sistema nervioso. 

Ahora que ya sabes cómo protegerse y a tu hogar trate de aplicarlos y llenarse de energías positivas.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Redacción Notas Libres