Arte

El mercado del arte también discrimina según el género

Casi todos nosotros escuchamos hablar de Andy Warhol, Rembrandt, Van Gogh, Picasso y tantos otros maestros de la pintura. Pero tenemos muy pocas referencias de artistas femeninas consagradas. La mexicana Frida Kahlo, o la estadunidense Cindy Sherman. Esto no es casual, porque en el mercado del arte también se discrimina según el sexo del artista.

Un profesor luxemburgués de finanzas, Roman Kräussl del “Luxembourg School of Finance”, la economista Renee Adams de la “University of South Wales”, Marco Navone de Sydney y Patrick Verwijmeren de Rotterdam, realizaron un estudio en el que han podido determinar que el género es un factor decisivo a la hora de tasar una obra de arte; sea en un remate o en una galería. Existían sospechas desde hace muchos años de que el arte masculino alcanzaba precios muy superiores a las obras femeninas, pero ahora, con este trabajo, se lograron sentar las bases científicas para demostrar que las suposiciones tienen asidero fundadas. Así, el precio promedio que obtienen las obras realizadas por pintores en subastas alcanza, en promedio, los 48.212 dólares americanos. Las mujeres artistas solo obtienen 25.262 dólares. El estudio se basa en las informaciones y estadísticas obtenidas en 45 países a partir de un millón y medio de transacciones realizadas en remates de arte entre 1970 y 2013 sobre un universo de 62.442 artistas, y remite exclusivamente a cuadros, por ser ese el mercado más lucrativo en el universo del arte. Sin embargo, hay excepciones, ya que por ejemplo las mujeres fotógrafas suelen obtener comparativamente mejores resultados económicos.

Roman Kräussl lleva doce años especializándose en en la psicología financiera predominante en los mercados internacionales de arte, y cuenta con el banco de datos más grande del mundo en esa categoría. En su opinión, el arte femenino es tan competitivo como el masculino. Una interpretación posible sería, a su juicio, que desde el punto de vista de la psicología, los grandes inversores en arte crean que las obras de hombres se revalorizarán con el tiempo mejor y más rápido que las femeninas. En otras palabras, Kräussl cree que el arte de las mujeres obtiene menores cotizaciones precisamente por ser arte femenino. El experto responsabiliza en parte también a los galeristas, que prefieren colgar cuadros de hombres porque saben que se venden mejor.

El estudio de Kräussl y sus colegas puso al descubierto una realidad sabida o intuida pero ocultada en el ambiente artístico, que tarde o temprano conllevará cambios.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Redacción Notas Libres