Humor

Hola, soy Popi

 

Hay cuadernos que son íntimos, que guardan secretos, que descubren escándalos. Y hay cuadernos que se escriben para contarte historias, vivencias, pensamientos, anécdotas: son los cuadernos de Popi. Y, quizás, nuestra curiosidad quede excusada al pensar en ella a quien no conocerán si no es a través de sus historias. Es una entrometida con lupa que meterá las narices por todas partes. Es Popi la incorregible, y así se presenta

 

Cuando mi otro yo me propuso escribir notas, crónicas de mi vida, apuntes de mis pareceres.. Pensé: ¡ésta es la mía! ¡Me vengaré de todos uno a uno!

No vayan a creer que soy una resentida o una malhumorada. Al contrario, trato de mantener mi cordialidad y mi sonrisa perenne. Pero… siempre existe un pero. Ese pero que instala un rictus amargo en mi boca y es una impotencia que me invade. Impotencia que sé manejar luego de horas de terapia.  

A partir de hoy, tengo una manera de canalizarlo y quiero decirles: ¡hola a todos!

Todos, en mi idioma castellano, incluye a todos y todas, y no me vengan con el “todes”, que no comprendo y menos me acostumbro; y ese lenguaje inclusivo que ni en los países mas avanzados ha tenido éxito, ¿Por qué en el nuestro debería ser distinto? Porque no basta con modificar las palabras solamente. Porque vivimos en medio de una cultura de inmoralidad y hacen falta cultivar valores. Porque es fácil modificar el idioma, lo difícil es cambiar la cultura.

Para mí, el es el y la es la. Respeto si el quiere ser la, y si la pretende ser el pero no me meteré en eso. Los respeto. Y sus elecciones son personales y termino pensando que son felices…

Pero no pretendan que yo use el todes en lugar de todos, porque no lo voy a hacer.

A lo largo de este camino, que espero sea más de una entrega y no me revoleen mis escritos por la cabeza, trataré de contarles situaciones que pueden pasarte a vos, a mí, a la vecina del tercero e incluso a esa contorneante señorita que no me cae bien, sólo por ser joven, linda y sexy (ya hablaré de ella, aunque un adelanto les daré: descubrí que es humana).

Son esas situaciones que vivimos todas… ¿Querían la mirada y opinión de una mujer? Acá llegó Popi, incorregible, si mal que me pese, siempre fue el apodo que amasé desde pequeña y por qué voy a corregirme si a mí no me molesta ser así: imperfecta. Tampoco voy a andar con un corrector por la vida, como el del celu, que por aclarar o explicar, termina poniendo lo que quiere y termino siendo incomprensible

Prefiero ser incorregible antes que incomprensible.

De este modo, me presento. Pero no me busquen, porque lamento decirles me encontrarán en la mirada de cualquier mujer.

¡Hasta pronto!

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Popi la incorregible es una femenina sin edad, curiosa, intolerante ,contará sin filtro, todo lo que sufrimos y festejamos todas. Una Mafalda del siglo XXI que tratará de llegarte al corazon sin que le pongas trabas, utilizando el humor, la ironia; valiendose de la impunidad de un seudónimo relatará tus... mis... nuestras vivencias!!!