Buena vida Mientras tanto

La Tierra ante un futuro cada vez más sombrío

Todo tiene un precio, pero lo más costoso sin duda es el progreso. A nuestro bienestar lo vamos pagando durante muchos años en pequeñas cuotas, por estar lleno de minúsculos gastos ocultos que desconocemos o bien no queremos asumir plenamentePor el contrario, tendemos a creer que el costo de nuestro bienestar es rídiculamente bajo, lo cual es un error garrafal. Quinientos investigadores de cincuenta países publicarán próximamente sobre ocho mil páginas el estudio más completo en la historia de la humanidad por encargo de IPBES, la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicosen el cual rendirán una detallada enumeración de todas las posiciones que intervienen y se deterioran en nombre del progreso. IPBES es un grupo internacional de expertos sobre la biodiversidad creado en abril de 2012 por noventa y cuatro gobiernos, y el documento por divulgarse el 4 de mayo venidero está siendo redactado y supervisado por la bióloga argentina Sandra Diaz, el antropólogo brasileño Eduardo Brondizio y el ecologista alemán Josef Settele.

La extinción de las especies a nivel global, el agotamiento de las superficies cultivables, fruto de la sobreexplotación de los bosques y las selvas, la sobreexplotación pesquera, la contaminación del aire o la erosión de la tierra son algunos de los daños irreversibles más salientes que el hombre está inflingiendo al planeta en nombre del avance material y científico-técnico. Las ocho mil páginas del voluminoso trabajo serán divulgadas durante el próximo mes de mayo, cuando sea enviado a los jefes de estado y gobierno. Pero desde IPBES, que depende de las Naciones Unidas, ya trascendieron cinco de sus puntos centrales:

– La humanidad está consumiendo recursos naturales a un ritmo tal, que excede con creces la capacidad que tiene el planeta de regenerarlos.

Tan solo en los Estados Unidos se explotan recursos naturales por un valor anual de 24 mil millones de dólares.

– Los costos de la devaluación ecológica no han sido contemplados hasta el presente en el precio de los alimentos.

– El costo para la humanidad de la pérdida de árboles, las superficies de cultivo y las zonas húmedas asciende al diez por ciento del producto interior bruto global.

– La menor productividad de las tierras cultivables y el cambio climático son dos factores que vienen contribuyendo hace tiempo a una creciente inestabilidad social en numerosos países en desarrollo. En su informe, desde IPBES se dejó trascender que dentro de 30 años, el número de refugiados ambientales que escapen de las inundaciones, las sequías y otras catástrofes naturales podría alcanzar los 700 millones de seres humanos.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Periodista. Autor del libro “JORGE: encuentros con alguien que no quería ser Papa”, biografía del papa Francisco editado en alemán. Nació en Argentina pero vivió la mayor parte de su vida en Alemania, donde trabajó durante muchos años para la Deutsche Welle, entre otros medios importantes de Europa. Trabajó como traductor e integró el departamento de medios de AFA (Asociación de Fútbol Argentino). Amante de la radio y de la cultura europea. Y aunque no le gusta que lo mencionen, obtuvo un Martín Fierro como mejor corresponsal de radio, cubriendo la caída del Muro de Berlín.