Arte

El papel patagónico de Francia contra el comercio ilegal de obras de arte

Francia dispone de un instrumento único en el mundo para impedir la venta de obras de arte robadas o falsificadas. El Consejo de Ventas es una autoridad que interviene en caso de que alguno de sus agentes considere que una obra está siendo ofrecida en una subasta pública a un precio demasiado abultado. La entidad cuenta, además, con especialistas capaces de determinar la autenticidad de una obra y está facultada para prohibir el remate de una pieza en caso de tratarse, por ejemplo, de una falsificación. La capacitación para ejercer la actividad de rematador en Francia es única en el mundo, en lo que al rigor de la formación y capacitación se refiere, porque la profesión está severamente reglamentada. El rematador no solamente debe estar en condiciones de examinar el origen de una obra antes de su subasta, sino además someterse a un código de ética. Violarlo puede hacerlo pasible de fuertes multas.

Francia ocupa el cuarto lugar como mercado mundial del arte, detrás de China, los Estados Unidos y Gran Bretaña. Hasta el presente, se afirma, desde el Consejo de Ventas, que nunca se tranzaron en Francia objetos arqueológicos de dudosa proveniencia en remates públicos; aunque es un país de tránsito en el contrabando de piezas arqueológicas. Hay países en el Medio Oriente en cuyos museos no se clasifican las piezas arqueológicas; en otros como Yemen donde hace años se libra una guerra a espaldas de la opinión pública internacional, están desapareciendo piezas con un gran valor de sitios arqueológico, cuya venta en el mercado negro sirve para financiar a las facciones enfrentadas, y frecuentemente también a organizaciones terroristas. Yemen es considerado actualmente el nuevo Gran Dorado de las excavaciones ilegales.

La Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) está interviniendo por primera vez en el contrabando de arqueología. Recientemente invitó a instituciones culturales a una conferencia internacional para abordar este tema, formular planes de acción y reforzar la cooperación entre los actores del mercado del arte, tanto en el ámbito público como privado, y estimular un código de buenas prácticas. El comercio ilegal con piezas arqueológicas se está convirtiendo actualmente en uno de los asuntos más candentes en el mundo del arte.

La UNESCO lanzará próximamente un portal dirigido a museos, galeristas, coleccionistas y casas de remate en todo el mundo, con las informaciones que recogieran los bancos de datos referidas al origen de piezas arqueológicas.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Redacción Notas Libres