Mientras tanto

El periodismo independiente en Cuba en vísperas del cambio presidencial

Miguel Díaz-Canel suena firme como el nuevo presidente cubano a ser proclamado el próximo 19 de abril. El matutino madrileño EL PAÍS es categórico al respecto en su edición del pasado 1 de abril; aunque, claro está, haciendo la salvedad de que hasta entonces no se produzca un brusco cambio de último momento. El actual vicepresidente y “número dos” del régimen – un ingeniero electrónico de 57 años, descripto como de perfil bajo, discreto y siempre leal al actual mandatario y hermano del legendario Fidel Castro– aparece, según el diario español, como el favorito para suceder a Raúl Castro.

Cuba ha desaparecido últimamente de los titulares de prensa. La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca puso un freno a los tibios avances, que sobre todo en materia de cuentapropismo y turismo dejaron las visitas del Papa Francisco y del ex mandatario estadunidense Barack Obama a la Isla. Los observadores creen que el inminente cambio de mando en La Habana tendrá un carácter más generacional que ideológico.

Es un buen momento para echar un pantallazo al panorama de los medios independientes que actualmente existen en Cuba, basándonos en información que estos días proporcionó Eliane Diaz desde el sitio de Global Investigative Journalism Network, y que con anterioridad había publicado el portal Sembra Media.

Suman 14 los medios emergentes surgidos en la isla entre 2001 y 2017, y que abordan un amplio espectro de temas cubriendo desde la política hasta el medioambiente. Sobreviven, según la autora, en un terreno abiertamente ilegal, denominado “alegalidad”, ya que la existencia de medios privados está explícitamente prohibida en la Constitución de Cuba. El 70% de esos medios surgieron entre 2014 y 2016. El 85% de ellos aborda temas sociales. Ustedes, nuestros lectores, podrían interesarse en alguna de las páginas web cubanas que reflejan temas culturales, como los que abordamos principalmente desde Notas Libres.

Portada de la Revista de periodismo cultural El Estornudo

En 2017, el periodista Jorge Carrasco, de la revista independiente de periodismo narrativo El Estornudo, obtuvo el premio en la categoría texto del Concurso Gabriel García Márquez con el trabajo titulado “La historia de un paria”. Ni Carrasco ni sus compañeros de trabajo que escriben para esta web, desde los parques habaneros, aprovechando las conexiones gratuitas de wifi, y que no pretenden analizar la realidad cubana a partir de ninguna ideología militante, cuentan con apoyo económico del portal. Es decir, que recibirán algún dinero solo si consiguen instalar una nota en portales internacionales como BBC Mundo, The Huffington Post o Univisión, que ya tomaron artículos de El Estornudo.

La conocida bloguera Yoani Sanchez dirige el sitio 14ymedio, que tiene un perfil preponderantemente político y hasta una edición en inglés. Desde Notas Libres queremos llamar su atención especialmente sobre los sitios con contenidos culturales como Cachivache, El Toque surgida en 2014 con el apoyo de la ONG holandesa RNW Media que impulsa la creación de medios plurales en países sin libertad de prensa, e Hypermedia, para la cual colaboran regularmente importantes escritores e intelectuales cubanos de la diáspora.

El sector cultural y audiovisual se acaba de abrir por primera vez al capital extranjero. Entre los 456 proyectos que Cuba promociona para captar inversiones extranjeras figura, entre otros, una plataforma nacional de televisión de pago. Cuba necesita anualmente unos 2500 millones de dólares en inversión extranjera directa para su desarrollo.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Periodista. Autor del libro “JORGE: encuentros con alguien que no quería ser Papa”, biografía del papa Francisco editado en alemán. Nació en Argentina pero vivió la mayor parte de su vida en Alemania, donde trabajó durante muchos años para la Deutsche Welle, entre otros medios importantes de Europa. Trabajó como traductor e integró el departamento de medios de AFA (Asociación de Fútbol Argentino). Amante de la radio y de la cultura europea. Y aunque no le gusta que lo mencionen, obtuvo un Martín Fierro como mejor corresponsal de radio, cubriendo la caída del Muro de Berlín.