Mientras tanto

Por el cumpleaños 75 de Daniel Barenboim

Por Miguel Hirsch

Argentinos, españoles, israelíes y palestinos comparten un mismo sentimiento: que el director de orquesta, pianista y embajador musical Daniel Barenboim, nacido en Buenos Aires el 15 de noviembre hace 75 años, cuente con su nacionalidad. Los alemanes también lo sienten un poco suyo, porque Barenboim celebra su cumpleaños en Berlín, donde vive y trabaja como director de la recién reinagurada Ópera. Se cuentan de a miles los melómanos que año tras año peregrinan hacia la capital alemana para verlo dirigir o escuchar interpretando el piano. Sus legendarios repertorios con obras de Mozart, Beethoven o Schubert le han valido ovaciones de pie de diez minutos. La televisión pública alemana RBB le dedica el 12 de noviembre un programa especial de 45 minutos de duración. La lista de homenajes mediáticos en Alemania es extensísima. Hace meses que no quedan entradas para asistir al concierto que, en su honor, dirigirá el célebre maestro indio Zubin Metha el 15 de noviembre bajo el lema “seguiré mientras me acompañe la salud”.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=5bCYgDLao5M]
Video: RBB

Daniel Barenboim creció con la música, que acompañó su vida desde muy temprano. Los padres, sus maestros, le transmitieron el amor por el piano, y en su Buenos Aires natal de aquél tiempo, Barenboim solo frecuentaba hogares donde se tocaba ese instrumento. A la tempranísima edad de siete años ya interpretaba las sonatas de Beethoven a la perfección, una odisea que requiere de una madurez musical casi imposible de alcanzar. Fue, sin lugar a dudas, un niño prodigio, lo cual quedaría demostrado con su debut en el Festival de Salzburgo a la edad de diez años. Joachim Kaiser, uno de los más respetados críticos musicales de Alemania fallecido en mayo pasado, lo calificó como “el útlimo genio de la música clásica”.

Sus méritos musicales son tantos como la lista de sus grabaciones. Encontramos apenas una parte de la discografía del maestro en Klassik Akzente. Solamente de los sellos musicales Deutsche Grammophon y Decca contamos 50 CDs. El último es un box en homenaje al cumpleaños del maestro puesto a la venta en Alemania el pasado 11 de agosto conteniendo nada menos que 39 CDs!

Barenboim respira música por todas sus venas. Casado en segundas nupcias con la pianista rusa Elena Bashkirowa – su primera mujer, la celista británica Jacqueline du Pré falleció en 1987 victima de una multiesclerosis- los hijos varones de este matrimonio también salieron músicos. Michael es violinista, y David es un músico hiphop.

Hombre de una creatividad y actividad tan fuera de los común como su inconmensurable talento, inauguró a fines del año pasado en Berlín una academia musical – donde 42 músicos del mundo árabe e Israel aprendieron algún instrumento pero sobre todo, a conocerse y a tolerarse. “Un experimento en utopía”, calificó Barenboim este emprendimiento, la continuación hasta cierto punto lógica de una idea que tuvo en 1999, cuando junto a su amigo estadunidense-palestino Edward Said, fallecido en 2003, fundó la “West-Eastern Diwan Orchestra“. Su característica es estar integrada por músicos palestinos e israelíes. Este aporte a la paz y de fomento al diálogo interreligioso le ha valido reconocimientos al mas alto nivel en todo el mundo, aunque no siempre en Israel.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Periodista. Autor del libro “JORGE: encuentros con alguien que no quería ser Papa”, biografía del papa Francisco editado en alemán. Nació en Argentina pero vivió la mayor parte de su vida en Alemania, donde trabajó durante muchos años para la Deutsche Welle, entre otros medios importantes de Europa. Trabajó como traductor e integró el departamento de medios de AFA (Asociación de Fútbol Argentino). Amante de la radio y de la cultura europea. Y aunque no le gusta que lo mencionen, obtuvo un Martín Fierro como mejor corresponsal de radio, cubriendo la caída del Muro de Berlín.