Columna Mientras tanto

Reuters Institute: predicciones en periodismo y medios digitales para el 2018

Un aspecto que destaca entre las prioridades para este año es el deseo de los medios por establecer un vínculo más directo y personal con sus audiencias. El foco estará puesto en ofrecerle al lector artículos que, en lo posible, sean de su interés particular.

 

Uno de los trabajos más esperados por periodistas y responsables de medios digitales en todo el mundo es el estudio que cada principio de año presenta Nic Newman, del Reuters Institute for the Study of Journalism. Basado en casi 200 entrevistas con líderes internacionales de la industria de los medios, condensa sus expectativas y temores para los siguientes doce meses. Los gigantes tecnológicos como Facebook, Youtube y Google continuarán preocupando por la infinita capacidad de influir sobre sus productos. El poder que detentan sobre la industria es tal, que cualquier cambio en sus reglas de juego podría cortarle las alas a muchos proyectos independientes o incluso a medios escritos y televisivos consagrados. Después de todo, cerca del 40 por ciento de los artículos de prensa o programas de televisión se consumen vía esas páginas, que actúan como bienvenidos multiplicadores. Ello explica que el 44% de los consultados opinara que el poder casi ilimitado de esos monstruos estadunidenses de la tecnología ocupe el centro de su atención. Acontece que por su inmensa penetración son percibidos hasta como uno de los responsables de que las noticias falsas se multipliquen en un número tan elevado y con tanta rapidez.

Otro producto que los medios líderes vienen trabajando, y que continuarán desarrollándose a lo largo de 2018, son los podcasts (grabaciones de video o audio que permiten ser descargados para un consumo posterior). Las entrevistas u opiniones de columnistas sobre los más diversos temas que pueden ser abonadas y escuchadas en cualquier momento y lugar con disponer apenas de un teléfono inteligente, están captando la atención de un número creciente de adeptos. Los podcasts llegaron para quedarse.

La mayor preocupación se centra, como no podría ser de otra manera, en la monetización de los contenidos. Salvo excepciones (The New York Times, The Wall Street Journal o el Washington Post son de los pocos casos de éxito), el 63% de los directivos de medios que participaron en la encuesta están muy preocupados por la generación de recursos financieros. El 44% de ellos considera que su apuesta debe ser convencer a sus clientes para que paguen una suscripción por la lectura de artículos o el consumo de contenidos audiovisuales. Otra alternativa vista como fuente de ingresos sería la venta de sus espacios a sponsors.

Sin embargo, al dividirse a las audiencias entre los clientes que paguen y quienes no lo hagan, aumenta el peligro de grietas entre una élite que disponga de información privilegiada y el resto de la sociedad. Ello atentaría contra una de las proclamas básicas que promueve la tecnología de la información, cual el de un acceso ilimitado a la información. El riesgo sería que los usuarios que no paguen por los contenidos deban contentarse con productos periodísticos de menor calidad, lo cual redundaría en un desprestigio aun mayor de la profesión periodística.

Un aspecto que destaca entre las prioridades para este año es el deseo de los medios por establecer un vínculo más directo y personal con sus audiencias. El foco estará puesto en ofrecerle al lector artículos que, en lo posible, sean de su particular interés. El gran aliado será la inteligencia artificial, que actualmente está en condiciones de identificar las preferencias de los lectores en base a las visitas y las elecciones que realiza en la red.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Redacción Notas Libres