Historias

Roma desconocida

Al hablar de Roma no podemos más que admirarnos por su majestuosidad, belleza y poderío obsceno. Pero la imponente ciudad no siempre estuvo envuelta de lujos, y como una señora coqueta y vanidosa que cubre sus arrugas, Roma siempre trato de ocultar su origen pastoril y campesino.

Por tal motivo, cuando nos referimos a ella podemos mencionar dos orígenes: uno, el mitológico y legendario, relacionado con las hazañas homéricas que le daría a Roma un sesgo de importancia al vincularse con el mundo griego, y el otro origen lejano al glamoroso mundo helénico que es el de los documentos históricos y el de la arqueología.

Según el primero, Roma fue fundada por Rómulo y Remo en el año 753 a.C., quienes de alguna manera habrían estado vinculados a Eneas, héroe troyano que se salvó de la destrucción de la ciudad y fue a parar a la península itálica. Se le atribuye a Rómulo haber matado a su hermano Remo por una disputa personal, y ser el primer rey de Roma además de ser quien organizó el senado: a esta etapa se la conoce como monárquica. A este rey le siguieron 6 reyes más: Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, Tarquino el Antiguo, Servio Tulio y Tarquino el Sobervio quien habría sido derrocado por déspota.

Con respecto a la historiografía se tienen certezas de tribus itálicas a partir del siglo VI a.C., aunque los documentos no son muy dignos de confianza ya que son traducciones o adaptaciones de autores romanos de siglo IV a.C. recopiladas de los griegos que ya habitaban en el sur de la península antes de la fundación de Roma. Y como se ha mencionado, esa recopilación de los autores romanos no es fiable, ya que en su afán de engrandecer a Roma la emparentaron con el modelo de civilización más avanzado de su época, es decir: la griega; descartando así su origen pastoril y campesino.

Pero la “malvada” arqueología nos ha confirmado la existencia de pueblos en la península itálica desde el paleolítico, que ingresaron en distintas oleadas provenientes de oriente y occidente. Se puede estimar que los pueblos más antiguos previos a la supremacía de Roma serían en el norte los Ligures y Etruscos, en el centro los Ecuos y volscos, en la región sudoriental tribus ilíricas cuyo clan más fuerte eran los Yapigues, mientras que la campaña fue ocupada por las colonias griegas, siendo Cumas y Nápoles las más destacadas. A ellas se le sumaron oleadas muy importantes en el último periodo de la edad de bronce que traían consigo herramientas y armas perfeccionadas que le permitieron someter o desplazar a los pueblos establecidos, esta oleada la podemos dividir en tres grupos: los umbros, los latinos y los samnitas. Los primeros ocuparon el norte y centro de Italia, los segundos el curso inferior del Tiber y los terceros el sur de la península.

Muchas son las conjeturas acerca de la fecha y lugar de fundación de Roma, pero los estudios arqueológicos han aceptado como fecha fundacional el 753 a.C., Con respecto al lugar es posible que haya habido dos fundaciones, una de los latinos en la colina Palatina y otra de los sabinos en el Quirinal, aunque históricamente se ha tomado la primera.
Majestuosa, inmortal y bella, Roma es hoy un hito inigualable en la historia del hombre, mucho se habló de sus grandes reyes, emperadores, de sus hazañas en los campos de batallas, pero muy poco acerca de su origen pantanoso y campesino, por eso a través de estas líneas hoy jugamos un poco al historiador y quisimos repasar esa etapa no tan reconocida.

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Periodista egresado del Circulo de Periodistas Deportivos, profesor de Historia, apasionado por el fútbol: le gusta jugarlo aunque le sale un poquito mejor opinar. Le encanta combinar ambas profesiones y ver qué sale. Siguió muchos años la campaña de Defensa y Justicia de Florencio Varela, ciudad de la que es oriundo. La mayor parte de su trayectoria estuvo siempre relacionada al fútbol, aunque en los últimos años, ya peinando canas, ha girado hacía un costado mas social.