La pasión
Columna Historias Placeres

Y dónde está la pasión

 

¿Les ha pasado que constantemente personas les bombardearon de preguntas como: qué querés ser cuando seas grande o cuál es tu pasión?

A mí me ha pasado. Y eso me ha llevado a creer, por mucho tiempo, que tenemos que encontrar lo que nos apasiona en la vida y construir nuestro futuro en base a esa pasión.
Cuando era chico me gustaba la música, luego las letras y, al final de mi adolescencia, decía saber que mi pasión era el periodismo o las tres cosas juntas.
Sin embargo, siempre supe que quería ser periodista, aparentemente algo contradictorio para mí porque eso de la comunicación tanto no se me daba de muy chico. Hay algunos recuerdos que atesoro desde que tengo uso de razón, y uno de ellos me traslada a aquellos momentos en los que solía jugar a hacer radio, pero también fantaseaba con ser un reportero al estilo Clark Kent, así con esa timidez que lo caracterizaba.

Pero en algún momento bisagra de la vida, (cuando bajé a la pista y empecé esta carrera maratónica, siendo el peor alumno de mi clase) como un adolescente enamorado creí haber encontrado mi pasión con un entusiasmo desmesurado. Pronto me sentí abrumado por las tareas enormes y los sacrificios que tenía que hacer día a día. En ese punto, me pregunté muchas veces si me había equivocado de profesión. Pero mi entusiasmo no decaía ni un poco.

Me llevó bastante tiempo darme cuenta que la pasión también es sufrir, padecer procesos de angustia para lograr ese propósito tan deseado. Y para eso hay que trabajar mucho la paciencia.
En un contexto bíblico, Jesús vino al mundo con un propósito de salvación y se sometió al sufrimiento en la cruz, esa representación del padecimiento es conocida como la pasión de Cristo.

Entonces entendí que lo que nos mueve a hacer esfuerzos y sacrificios enormes es algo más profundo que la pasión, es tener un fin, un propósito.

Ese fin es el objetivo que importa tanto como para estar dispuesto a hacer cosas muy poco apasionantes con tal de prosperar.

Y vos ¿qué pensas de la pasión? ¿Qué te apasiona?

✉ COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Periodista formado en Tea y Deportea. Elegí el periodismo como una manera de cumplir con aquello de: “querer cambiar el mundo”. Y descubrí el periodismo cuando entendí que las personas no son fuentes sino voces que deberían ser escuchadas. Creo en el periodismo que transforma, que hace el bien y que genera interés en querer entender ese mismo mundo. Creo que hay historias que deberían ser contadas y que no tienen el espacio. Creo en el periodismo con una mirada constructiva que también sepa escuchar la voz del lector y que invite a su participación. Creo en la búsqueda de ser mejor, no en la de ser el mejor. Colaboré en Diario Publicable, Blasting News, El Lado G, Verum News y Lamula. Lector. Devoto del café. Impaciente. Confiado. Hincha del más grande. Y más.